Curiosidades del mundo del turismo Anterior Yellowstone, en la boca del volcán (EE-UU) Yellowstone fue  el primer parque nacional que se abrió en Estados  Unidos y contiene más géiseres y fuentes termales que todo el resto  del mundo. El parque recibe unos 3 millones de visitantes al año y  su especial orografía, fauna y flora hacen que sea un lugar de gran  espectacularidad. El origen de su gran belleza es su intensa  actividad volcánica, sin embargo, no hace muchas décadas que se  ha localizado el volcán que origina todos estos fenómenos. Hacía mucho tiempo que se sabía que Yellowstone era de  naturaleza volcánica pero, pese a que los volcanes son muy  notorios, nadie había conseguído encontrar el volcán o más  concretamente la caldera que es la parte visual más característica y  caliente de los volcanes. Esta ausencia de caldera hacía que el  parque fuese un auténtico misterio para los geólogos, pero todo se  resolvió gracias a la carrera espacial. En los años 60 del pasado  siglo, la NASA probó algunas  cámaras de gran altitud  haciendo fotos de la zona,  algunas copias de las cuales fueron enviadas a las autoridades del parque para una  exposición fotográfica. Fue entonces cuando Bob Christiansen, del Servicio Geológico de  Estados Unidos, se dio cuenta del por qué no se localizaba la famosa caldera a simple  vista. La solución estaba en las fotos cenitales tomadas a gran altura: ¡prácticamente todo  el parque era la caldera! Su extensión abarca casi 9.000 kms. cuadrados y su origen se  encuentra en la anterior explosión que se produjo hace unos 630.000 años que produjo un cráter de más de 60 kilómetros de ancho. Yellowstone es un supervolcán de un tipo conocido como superpluma. Estos volcanes  tienen forma de gigantesca copa de martini, estrecho por abajo y ancho en la superficie.  Este tipo de calderas no siempre entran en erupción, pero cuando lo hacen son de una  increíble potencia. A través de los estudios realizados se calcula que Yellowstone ha  entrado en erupción unas 100 veces siendo la más antigua conocida la que se produjo  hace unos 16, 5 millones de años y todas ellas de una magnitud increíble. Debajo de Yellowstone hay un enorme  depósito de roca fundida que llega casi  hasta la superficie. Este calor es el que  produce los géiseres, termas, chimeneas  y ollas de lodo burbujeante. Bajo la  superficie hay una cámara de magma que tiene más de 70 kilómetros de ancho y unos 13 kilómetros de espesor y la  presión que ejerce hace que toda la zona esté elevada más de 500 metros y que las montañas circundantes se eleven hasta los 2000 metros. El parque es el  volcán activo más gran del mundo y su última explosión se produjo hace 630.000 años. Según los investigadores, se produce una explosión como promedio cada  600.000 años por lo que parece que está cerca una nueva erupción. El parque es una de las principales atracciones turísticas de los Estados Unidos,  sin embargo, lo que muchos de sus visitantes ignoran es que caminan por la  auténtica boca de un volcán y que nadie sabe cuando hará explosión de nuevo. Conocer Francia Siguiente