REPORTAJE Sevilla, una ciudad con embrujo Sevilla, la capital andaluza a orillas del Guadalquivir, ofrece muchos atractivos que  justifican de sobras una visita a esta tierra. A su incomparable patrimonio artístico y cultural se unen infinitas posibilidades de ocio. Algunas de las fechas más  interesantes para dejarse caer por la ciudad son la pasional Semana Santa, la  concurrida Feria de Abril o la popular Romería del Rocío. De todas maneras  cualquier época del año es buena para visitar Sevilla porque la luz que la envuelve, la alegría de sus calles y el encanto de sus lugares más emblemáticos brillan con  luz propia en cualquier época del año. Sevilla, la herencia de los siglos La ciudad de Sevilla fue fundada por los fenicios, pueblos procedentes de Asia que gracias a su pericia como navegantes establecieron numerosas colonias en el  norte de África y en el Mediterráneo, llegando en sus correrías al Atlántico, el  Báltico y el mar Rojo. En tiempo de los romanos se la conoció como Híspalis y  también como Colonia Rómula.  Tal vez la mejor manera de empezar el recorrido  sea con una panorámica de la ciudad desde la Giralda. Esta emblemática construcción data de la época  de dominación árabe. Sobre los restos de la mezquita mayor se construyó la catedral sevillana pero  conservando este alminar que se convirtió en torre cristiana que está coronada por el Giraldillo, una de  las figuras de bronce más importantes del renacimiento. La catedral, de estilo gótico, es una de las  mayores de Europa, sólo superada por San Pedro de Roma y San Pablo de Londres. La Capilla Real  alberga los restos de San Fernando y Alfonso X el Sabio. La Sala Capitular está decorada con pinturas de Murillo y Pablo Céspedes. El rey retablo del altar mayor es de estilo gótico florido. Pueden visitarse otros  edificios religiosos como los conventos de Santa Clara y Santa Paula, además de numerosas iglesias  como Santa Catalina, San Luis y Santa Ana. Se recomienda visitar la iglesia del Salvador y la de la  Macarena. De la época romana apenas se conservan más vestigios que los restos de la muralla. Los Reales  Alcázares son los restos de un antiguo palacio almohade que destaca por sus estupendos jardines y las  riquezas que hay en su interior. El Alcázar del rey don Pedro es un excelente ejemplo de arte mudéjar.  Otras citas obligadas en la ciudad del Guadalquivir son la Lonja del siglo XVI, el Palacio de San Telmo, la  Casa Pilatos, la Real Fábrica de Tabacos, la Casa de las Dueñas, el Palacio Arzobispal y la famosa Torre  del Oro. Después de esta intensa visita puede tomarse aliento en el Parque de María Luisa o en la bonita  Plaza de España.  Calles y plazas con encanto  Uno de los grandes alicientes de esta ciudad son sus barrios. Los barrios populares sevillanos tienen, a  decir de muchos, un embrujo especial. El barrio de Triana, desde el que se puede contemplar la plaza de  toros de la Maestranza, es tal vez uno de los más conocidos. Por calles estrechas cuajadas de diminutas  plazas podemos adentrarnos en el barrio de la Macarena y el de San Bernardo. Uno de los más típicos es  el de la Santa Cruz, desde el que se tiene acceso a la antigua judería. El edificio del Convento de la Merced, del sigloXVIII, acoge el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Esta  pinacoteca dispone de diversas salas en las que se expone una completa panorámica del arte español e  internacional desde la Edad Media hasta la actualidad. Destacan su importante colección de pintura  española del Siglo de Oro. Itálica, tesoros arqueológicos de la Bética romana  A unos 9 kilómetros de Sevilla se pueden visitar las ruinas de la antigua ciudad de Itálica, famoso enclave  de la Bética romana. Esta población, fundada en el 206 a. C. por Escipión el Africano, alcanzó su momento  de máximo esplendor en el silo II de nuestra era. En la actualidad se conservan bastantes restos de las  termas así como del anfiteatro. Éste disponía de capacidad para unas cuarenta mil personas. Se conservan restos del foro, de las calles, cimientos de las villas y bellos mosaicos.  Anterior Siguiente Conocer Francia