Curiosidades del mundo del turismo Salto Ángel (Venezuela)  El salto Ángel es la catarata más alta del mundo y está generada por la  caída del río Churún desde la montaña del Auyantepuy. Posee una altura  de 979 metros de los cuales 807 son de caída ininterrumpida y se  encuentra en el Parque Nacional Canaima, en el estado Bolívar de  Venezuela. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO  en 1994 y se extiende sobre una superficie de 30.000 kms. cuadrados  llegando hasta la frontera con Guyana y Brasil. El salto Ángel es el más grande de los 116 con los que cuenta el parque.  Debe su nombre al norteamericano Jimmy Ángel, su descubridor, quien lo  avistó desde su avioneta y dio a conocer esta maravilla natural en 1937.  Después de su descubrimiento el propio Ángel aterrizó con su aeroplano  en lo alto del Auyantepuy para explorar la zona. Durante el aterrizaje el  avión sufrió un accidente quedando clavado en el barro aunque no se  produjeron víctimas. Los ocupantes  tuvieron que volver a pie a su  campamento de origen. El salto es una de las mayores atracciones turísticas del país aunque el viaje posee  numerosas dificultades dadas las características del territorio donde se encuentra.  Habitualmente se utilizan avionetas desde Ciudad Bolivar o Caracas para llegar al  campamento en Canaima, base desde la cual se llega  hasta la parte inferior de la caida de agua. Los viajeros más atrevidos llegan a la base de la cascada utilizando las vías acuáticas en canoas que cruzan toda la selva  circundante. Existen operadores turísticos en Ciudad  Guayana o Santa Elena de Uairén que realizan  excursiones por tierra, en canoas, en avioneta o  helicóptero para contemplar el Auyantepuy y sus  numerosos y variados saltos de agua. La época más adecuada para contemplar el salto  Ángel es de junio a diciembre, en la época húmeda. El  salto, debido a su gran altitud no puede ser visto en su totalidad en los días nublados por lo que los visitantes  que se acercan a contemplarlo no tienen ninguna  garantía de poder verlo en todo su esplendor. En el sendero que conduce desde el río Churun a la base de las cataratas hay un mirador  llamado Laime en honor al primer europeo en recorrerlo, que es el lugar comúnmente  utilizado para fotografiar el salto. Este es el camino utilizado por la gran mayoría de los  turistas que se acercan hasta la cascada desde el campamento de Isla Ratón. Jimmy Ángel se retiró a vivir en Panamá donde murió en 1956. Sus cenizas fueron esparcidas sobre el salto que lleva su nombre,  cumpliéndo así el que fue su último deseo. Anterior Siguiente Conocer Francia