Turquía hunde un Airbus A300 para fomentar el turismo de buceo en la costa de Kusadasi

Las autoridades turcas han hecho alarde de imaginación para intentar fomentar su maltrecho turismo y han decidido sumergir un Airbus A300 frente a Kusadasi, complejo turístico muy popular del mar Egeo. El objeto de tan curiosa maniobra es incentivar el turismo de buceo y el submarinismo en general.

El aviónde una envergadura de 44 metros de ancho y de una longitud de 54 metros, fue empujado al fondo del mar seguido muy de cerca de una una pequeña flotilla de embarcaciones que no quisieron perderse el espectáculo que supone ver un hundirse una aeronave de estas proporciones. El suceso ha tenido lugar frente a Kusadasi, en la provincia de Aydin. El objetivo es crear un arrecife artificial, estructuras que suelen ser muy apreciadas por todos los amantes de esta práctica deportiva.

Las agencias de prensa turcas Dogan y Cihan que se han hecho eco de la notica informan que el aparato tiene 36 años de antigüedad y fue adquirido por la ciudad de Aydin a una compañía privada de aviación por algo más de 80.000 euros.

Turquia que ha sufrido en los últimos tiempos diversos actos de violencia busca promover con imaginación el fomento de una industria que considera esencial para el país.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.