Grandes viajeros JULIO VERNE No hay ningún aficionado a viajar, a conocer nuevos horizontes, que no haya  corrido de pequeño imaginarias aventuras de la mano de Julio Verne. Este  genial novelista no realizó grandes viajes ni tampoco hizo extraordinarios  descubrimientos geográficos, sin embargo, fue el inspirador y el motor viajero  de muchas generaciones. Desde la mesa de su despacho, armado sólo de una  pluma, recorrió más lugares que otros grandes exploradores.   Cuando el editor Jules Hetzel conoció a Verne poco se imaginaba que se  encontraba ante el hombre que iba a marcar toda una época en la novela de  aventuras. El encuentro no fue especialmente emocionante, ya que Verne tenía  más el aspecto de un oficinista tímido que el de un aventurero.   Tampoco la obra literaria del escritor destacaba especialmente en ningún sentido ya que la  novela titulada "cinco semanas en globo" que le ofrecía ya había sido rechazada 15 veces por  otras tantas editoriales. Sin embargo, Hetzel, vio en Verne lo que los otros editores no fueron  capaces de ver: la fuerza de su imaginación y su gran capacidad de visión de los avances  científicos que se estaban produciendo. Hetzel aceptó publicar el libro.  Cinco semanas en globo se convirtió, rápidamente, en un éxito de ventas, en un auténtico  "best-seller", sin embargo, el secreto de un éxito tan inmediato se debía a las noticias de los  grandes exploradores ya que el público de su época asistía expectante y emocionado, a la  gran lucha de Speke y Burton sobre las fuentes del Nilo, en un combate científico que no se  llevó a cabo por la imprevista muerte de Speke.   A la aventura africana de "Cinco semanas en globo" le siguió una  aventura de exploración polar: "Las aventuras del capitán Hatteras". La  elección del tema fue tan afortunada como la anterior, ya que el misterio polar era uno de los  grandes desafíos de la época y la leyenda se acrecentó con la desaparción de John Franklin  en su búsqueda del mítico paso del noroeste.  En su tercer libro "Los hijos del Capitán Grant", narra el periplo de unos viajeros alrededor del  globo siguiendo siempre un mismo paralelo y su publicación coincide con la unión de las dos  costas del continente norteamericano a través del ferrocarril Unión Pacific mientras el canal de  Suez se abre paso entre Africa y Asia despejando aún más los caminos viajeros.    Julio Verne mezcla en sus relatos el arrojo del explorador, del  conquistador de tierras vírgenes, con el genio científico y la capacidad técnica para llevar  adelante sus empresas con aventuras y vivencias que se encuentran al filo de la actualidad. Los  mejores promotores de sus novelas son los avances científicos que parecen no tener fin y los  héroes que se juegan la vida en los confines de las tierras conocidas cuyas vidas son una  auténtica novela.  Los libros se suceden. A los ya publicados les siguen "Viaje al Centro de la Tierra"; "Veinte mil  leguas de viaje submarino", "La vuelta al mundo en 80 días" y así, un largo etcétera, que  culminará con su libro de aventuras más osado: "Viaje a la Luna". El poder de fascinación de  Verne era ya tan grande, que el periódico que publicó la narración por  entregas, recibió miles de cartas de sus lectores ofreciéndose voluntarios  para tripular la nave y ser el primer hombre en pisar la Luna.  Julio Verne supo transmitir, como ningún otro novelista, toda la fuerza de la aventura, toda la  pasión de los grandes viajes de los exploradores de su tiempo. Escribió en una época en la  que el público vibraba con las aventuras africanas del Doctor Livingstone, se conmovía con el  explorador polar Franklin, o se apasionaba con Alexander Humboldt. Todos ellos auténticos  personajes de novela.  Julio Verne está considerado como el maestro de la novela de viajes y el padre indiscutible de  la ciencia-ficción. Sus novelas han hecho nacer el amor por la aventura y el conocimiento del  mundo en muchos viajeros. Las páginas de sus libros han sido la estación de partida de  muchos de nuestros viajes. Fue, sin duda, el hombre que supo transportarnos a los lugares  más lejanos y fantásticos, que supo transmitirnos toda la magia de los grandes viajes, solamente con la fuerza de  sus libros y el poder de su imaginación. Julio Verne fue un gran viajero, realizó el viaje más difícil, un viaje al corazón  y la fantasía de todos sus lectores.  Conocer Francia